La presencia de extranjeros no comunitarios en España baja un 6,5% en 2010

Un obrero inmigrante

El número de extranjeros no comunitarios con autorización de residencia bajó casi un 6,5% en España en los nueve primeros meses de 2010, especialmente en Madrid (-13,51%) y en la Comunidad Valenciana (-9,0%), hasta situarse en los 2.395.704. Según los últimos datos del Observatorio Permanente de la Inmigración, dependiente del Ministerio de Trabajo, hasta el 30 de septiembre de 2010 había en el país un 6,49% menos de extranjeros extracomunitarios que a primeros de año. De ellos, 1.301.043 son hombres -un 6,9% menos que a 31 de diciembre de 2009- y 1.094.601 son mujeres -el 5,66% menos-. Por comunidad autónoma de residencia, Cataluña, Madrid y Andalucía agrupan al 56,49% de los extranjeros del régimen general con autorización de residencia en vigor. Sumando residentes comunitarios y no comunitarios, los extranjeros en España son 4,7 millones de personas a fecha de 30 de septiembre de 2010.

A nivel provincial, Barcelona es la que acoge el mayor número de extranjeros extracomunitarios (465.828, un 19,45% del total), seguida de Madrid (437.540), y ocho provincias de la costa mediterránea: Murcia, Alicante, Valencia, Girona, Baleares, Tarragona, Málaga y Almería. Junto con Madrid y la Comunidad Valenciana, este tipo de autorizaciones bajó más en Baleares, con 8,43% menos que a comienzos de año, y Cataluña, con el -6,52%. Sin embargo, creció su número en Ceuta y Melilla, con repuntes del 12,61 y del 16,60%, respectivamente, así como en el País Vasco (3,85 por ciento), Extremadura (2,55%). También aumentaron en Cantabria y Castilla y León, pero en términos inferiores.

Crece el paro entre inmigrantes

El 44,22% de los extranjeros del régimen general proceden de Iberoamérica, seguidos de los nacionales de África (39,0%), aunque, por países, Marruecos encabeza la lista de emisores, con 728.234 personas con autorización de residencia en vigor, por delante de Ecuador, con 343.797. Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de extranjeros con autorización de trabajo por cuenta ajena son Galicia (33,57%), Cantabria (30,24%) y Asturias (28,90%). Mientras tanto, los mayores porcentajes de autorizaciones de trabajo por cuenta propia se dan en Galicia y País Vasco, donde son superiores al 0,70%, y las mayores proporciones de autorizaciones de residencia por reagrupación familiar se encuentran en La Rioja (15,94%). El régimen general es el régimen jurídico de extranjería de los nacionales de terceros países, salvo que les sea de aplicación el régimen comunitario por ser familiares de ciudadanos comunitarios.

De acuerdo con el Observatorio Permanente de la Inmigración, a 30 de septiembre de 2010 había 2.358.798 extranjeros comunitarios con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor, lo que supone un 5,81% más que a comienzos de año. Todas las autonomías aumentaron su número de extranjeros del régimen general, y cuatro de ellas -Cataluña, Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía- agrupan hasta el 63,19% de ellos. Extremadura, con una subida del 9,80% en los primeros nueve meses de 2010, es la comunidad donde más crecieron estas autorizaciones, seguida de Navarra, con el 7,61%; Baleares, con el 7,48%, y Cataluña, con el 7,43%.

En comparación con el 30 de septiembre de 2009, Trabajo destaca el descenso del 14,66% en el número de nacionales de Argentina. Sin embargo, en el mismo periodo, Italia (13,94%), Rumania (12,20%), Brasil (10,86%), Bulgaria (10,74%) y Ecuador (10,59%) han incrementado su población registrada en España en más del 10%. Rumanía es el país predominante por nacionalidades, con 817.460 personas, que se traduce en un porcentaje de 34,66% del total, seguido del Reino Unido, con 228.108 personas, e Italia, con 167.402.

Por otro lado, las remesas que los inmigrantes que trabajan en España enviaron a sus países de origen sumaron 1.955 millones de euros durante el tercer trimestre de 2010, lo que significa un 3,5% más con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, cuando las remesas alcanzaron los 1.889 millones, según los últimos datos del Banco de España. La cifra registrada en el tercer trimestre del pasado año también se incrementó en comparación con el periodo que va de abril a junio, un 11,3% más, cuando se enviaron desde España 1.757 millones.

El envío de remesas empezó a descender en tasa interanual en el segundo trimestre de 2008 y se ha mantenido a la baja hasta los últimos meses de 2009, lo que pone de manifiesto el impacto de la crisis y del incremento del desempleo entre la población extranjera durante los dos últimos años. El desempleo entre los extranjeros aumentó en 13.260 personas en noviembre, un 2,2% respecto a octubre, hasta situar el total de inmigrantes en paro en 606.326 personas. En el último año, el desempleo entre la población foránea se ha incrementado en 55.020 personas, un 10%. Hasta finales de 2007, la llegada creciente de inmigrantes había permitido una evolución positiva de las remesas. Así, desde 2002 las estadísticas reflejaban que las remesas de inmigrantes habían ido creciendo de forma paulatina desde entonces. Según las cifras de la institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en 2002 las remesas representaron 2.844 millones de euros, cifra que ascendió en 2003 a 3.475 millones, en 2004 a 4.189 millones, en 2005 a 4.936 millones, hasta los 7.059 millones en 2006 y hasta los 8.445 millones en 2007. Esta tendencia se truncó en 2008, con una caída del 7,1% y se ha mantenido en 2009, con un descenso del 9,7%.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada